Estudiar en Japón: mi experiencia

Si estás leyendo este artículo, es muy probable que ya tengas pensado venir a estudiar a Japón.

Lo que leerás más adelante se refiere solamente al estudio del idioma japonés, excluyendo cualquier tipo de master, colegio o universidad.

Mi “historia”

Hago una premisa: incluso viviendo aquí, no puedo presumir de tener un buen nivel de japonés…es exactamente todo lo contrario. Pero cualquier persona tiene sus motivos y situaciones.

Me mudé con mi marido, que había recibido una buena oferta de trabajo aquí. Por lo tanto, aterricé en esta Tierra con una dependent visa, por lo que mi proceso fue diferente al de alguien que llegó con una visa de estudiante; a pesar de esto, decidí pasar el primer año estudiando.

¿Sabes qué interés tenía en Japón y en el idioma japonés? Ninguno. Esta es la verdad. Había renunciado a mi trabajo y me había embarcado en un avión rumbo aventura: todo lo que vendría después lo habría recibido con los brazos abiertos. (Cualquier cosa menos el natto, está claro.)

Nos fuimos en mayo de 2017, y en enero de 2017 descubrí el japonés tenía tres alfabetos: este era mi nivel. ¿Cómo crees que podría haber vivido en Japón sin saber una palabra? Habría sido una locura.

Sabiendo que me quedaría por un tiempo – más corto o más largo? – no tenía sentido no poder comunicarme con la gente local.

Entonces, puedo contarte como fue para mí estudiar en Japón.

Mi experiencia de estudio en Japón

Pensé en inscribirme una vez llegada aquí a Tokio, no antes, porque no sabía nada sobre el sistema laboral y lo difícil o fácil que habría sido encontrar un trabajo sin conocer el idioma. Ahora lo sé: es difícil.

Al no tener la menor idea de las escuelas de idioma japonés, recurrí a los que habían vivido aquí durante algún tiempo. Mi elección se basó únicamente en los comentarios de aquellos que conocía. Salió bien, pero si pudiera volver atrás, preferiría poder evaluar más factores: por ejemplo, una escuela que no oliera a moho. Tu dirás “¡Vaya! En serio por eso?!” , y te digo que cuando vi las escuelas donde estudiaba otra gente me comí las manos.

Pero, volvamos a mi experiencia. Un año de escuela, de lunes a viernes, tres horas y veinte minutos durante el día. Desde el primer día de escuela, el japonés era imprescindible. ¿Querías hablar inglés? Problema tuyo: los profesores no lo hablaban, no respondían o fingían no entender.

Me preguntarás “¿Y cómo cojones lo hiciste?”. La respuesta es “¡Ni idea!”. Es broma: tenía una hoja con las frases clave, de las cuales la pronunciación estaba escrita con nuestros caracteres y traducida al inglés. Jaja. Juro.

Cada escuela tiene su propio método, pero muchas usan esta inmersión total en el idioma japonés: es como si fueras un niño que debe aprender a asociar cada palabra y cada verbo con objetos, situaciones y acciones.

Al principio estaba frustrada, pensé que había elegido mal, pero estaba equivocada: hoy te digo que, para mí, ese es el mejor método.

Comencé la escuela en julio de 2017: en diciembre de 2017 conseguí mi certificación N5 y en julio de 2018 fallé el N3 por diez puntos. Bueno, el N3 no es muy simple: incluso si no alcancé la puntuación mínima, el resultado fue muy satisfactorio para mí. Si me lo hubieran dicho un año antes, ciertamente no me lo habría creído, también porque probablemente me lo habrían dicho en japonés, y por lo tanto no lo habría entendido.

via GIPHY

Estudiar en Japón también te ayuda a aprender sobre otras culturas

Dependiendo de la escuela que elijas, los estudiantes provendrán de diferentes zonas del mundo. En la mía había mucha gente de Sri Lanka, Mongolia, diferentes países de Europa y el sudeste asiático.

Durante las clases, los profesores siempre intentaban involucrarnos para compartir aspectos de nuestras cultura con los demás. Me gustó mucho, tal vez es uno de los factores que me dio esa motivación que inicialmente me faltaba.

Estudiar en Japón
Yo y mis compis de la escuela de Japonés en Tokio

¿Por qué estudiar en Japón?

Estás leyendo esta página porque, con toda probabilidad, te apasiona Japón. En Instagram, varias personas me escriben todos los días pidiendo información.

Si te gusta Japón y estás interesado en el idioma, ¿por qué no te vienesa a tener una experiencia directamente aquí? Soy sincera, Japón no es una realidad sencilla, pero vivir aquí por una temporada solo puede magnificar (y no me paso diciendolo) tu experiencia cultural y de vida. ¿Y piensas que sea poco? Honestamente, es un reto único.

Estudié japonés solamente durante un año – por necesidad, más que voluntad – y puedo decirte que con la motivación adecuada en tan solo un año puedes incluso alcanzar el nivel que alcanzan las universidades de idiomas en tres años. Por otro lado es normal, porque aquí estás en plena inmersión: los japoneses lo escuchas, lo ves, lo vives. Parece una canción de Laura Pausini, lo sé.

Además … ¿has olvidado que estarías físicamente en Japón? ¡Deja de envidiarme, vente!

Duración recomendada

En mi opinión, al menos un año de estudio sería lo ideal.

Seis meses? Aprendes lo suficiente, pero te quedan muchas dudas y poco vocabulario.

Tres meses? No tienes tiempo para llegar que ya estás en el vuelo de regreso y ni siquiera has logrado olvidar el sabor de la paella de tu madre.

Un año de estudio te da tiempo para entender algo, y no me refiero solamente al lenguaje. He estado aquí durante dos años y medio y a veces me parece que todavía no entiendo un pepino,  imagínate.

¿Quieres estudiar en Japón?

Haz clic aquí fujidalgiappone: escríbeme un mensaje y te pondré en contacto con un servicio gratuito que te ayudará a escoger tu escuela ideal para estudiar en Japón. Es un nuevo servicio.

Imagen por defecto
Beronika Massi
Creada en Italia, modificada emocionalmente en España, en fase de prueba en Japón. Soy Veronica, (ex) ingeniera, apasionada de la comunicación digital y la escritura creativa. Creé este blog porque Japón me lo pidió. Contactos: fujidalgiappone[at]gmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.